15 feb. 2011

Mi abuela

Voy a hablar de mi abuela. La mujer tiene casi 80 años, pero en el fondo sigue teniendo 8. La semana pasada tocó cena familiar, así que nos pusimos como bolas de tanto comer. (Claro, que si tú llevas el postre, que si yo llevo esto otro... al final salí de esa casa rodando). Pero a lo que iba, que me voy del tema. Me voy. Mi agüela, que es un sol de mujer, pero claro, ponle un pastel delante...


-Es que la cebas, papá, y claro, luego está como está - mi madre, con mirada fulminante a la barriga de mi abuela.

-¿Yo? ¡Pero si es ella la que come! No para de comer dulce, que es lo que más le gusta - mi abuelo se excusa, medio con razón y medio no, porque sabe que mi abuela nunca le dice "no" a algo que lleve azúcar.

-Claro, y si a ella le guhta el dulse, y tu ademáh le comprah máh...- mi tía con su acento de Venezuela y cara de "sabes que no tienes la razón así que no insistas".

-¡Si yo sólo compro una vez al año, polvorones por Navidad!- Abuelo, excusándose de nuevo.

-Ya, ¿pero cuántos traes? ¿Diez kilos?- yo lo dije, pero estaba en la mente de todos. Todos conocemos al abuelo y sus cantidades industriales de todo lo que se pueda comer.

-No...cinco.

-¡Ahhh bueeeno, sólo cinco kilos!... - todos a la vez, con cara de "abuelo no jodas".

-Mamá, ¡los polvorones tienen manteca de cerdo, es lo que te hace subir el colesterol! - mi madre pone el grito en el cielo.

-¿Y qué más os da? Yo ya estoy vieja, ¡déjame disfrutar lo que me queda! Meteos en lo vuestro - Abuela por fin entra en acción. Amén.



Así es mi abuela. Habla poco, pero cuando lo hace, "tuché". Bueno, eso de que habla poco es relativo, porque cuando llama por teléfono a ver quién es el listo que la hace callar.

2 comentarios:

  1. Aquí una fan de las abuelas. Y tuya, ya de paso ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias bonica! El amor de abuela no lo da nadie más, a ver quién nos dice entonces lo jóvenes y lozanas que somos.

    ResponderEliminar